La oportunidad de poder elegir el lugar en donde vivirás es única, es ese lugar que se convertirá en tu propiedad, en el cual vivirás la mayor parte de las experiencias más enriquecedoras de tu vida.

Sea cual sea el motivo de la búsqueda de un nuevo hogar, adéntrate en este proceso al 100, dale la importancia que se debe a encontrar un lugar para vivir que tenga una esencia que se adecue a tu personalidad.

Siéntate, abre tus sentidos y comienza por analizar los temas generales hasta llegar a los detalles.
Tu primer contacto con el lugar es a través de lo que la publicidad te puede ofrecer: lee detenidamente las frases que te lo presentan, identifícate con los colores y el nombre, todo elemento tiene una razón de ser.

Posteriormente pasa a la composición del espacio: ¿Qué materiales se utilizan?, ¿Cuántos vecinos tendrás?, ¿Tiene el ambiente ideal para que puedas descansar? , ¿Qué tipo de decoración interior te imaginas?, ¿La distribución del espacio satisface tus necesidades diarias?, ¿Qué tan concurridas están las calles?.

El lugar ideal no depende nada más del aspecto físico, también involucra la satisfacción emocional de cualquiera que vaya a vivir en él; Tu lugar ideal te debe de poder transmitir desde un principio una atmósfera única de la cual te vuelvas parte rápidamente.


Puro Diseño

Branding Diseño