En este texto buscamos compartir nuestra visión hacia proyectos con esencia Yucateca, a la que dentro de la oficina nos gusta llamar arquitectura tropical yucateca, con una breve explicación del análisis previo del sitio, su asoleamiento, vientos, orientación y los materiales que consideramos favorables para esta tendencia en arquitectura y diseño. 


La arquitectura en Yucatán esta completamente ligada a las condiciones climáticas del estado, ya que al ser tan caliente, la orientación juega un papel muy importante siendo norte-sur la idónea en esta zona, tratando de bloquear el poniente como respuesta al tipo de asoleamiento que se da en la región. En cuanto a la ventilación, los vientos predominantes surgen del noreste por lo que las ventanas deben de generarse en esta orientación buscando siempre la ventilación cruzada.


Al igual que la orientación, los materiales utilizados para la construcción deben  favorecer al usuario siendo amigables con el medio ambiente de la región y con las altas temperaturas del sitio, por lo que se propone trabajar con acabados y recubrimientos que sus características los hagan longevos y aptos para este tipo de ambientes, generando una arquitectura con tendencia “tropical yucateca” llegando a este término por la palabra en inglés “tropicalize” que significa adaptar algo a las condiciones climáticas y topográficas de una zona. 


Para aterrizar esto les platicamos un poco de los materiales que proponemos en proyectos actuales en Yucatán, como lo son la piedra de mampostería en diferentes cortes por ser fresca y fría, además de ser muy característica de la región, así como usar colores frescos y claros para evitar en mayor proporción la absorción de los rayos del sol. 


Otro material que también proponemos con frecuencia es el que se obtiene de la corteza del árbol silvestre de la región, conocido como chukum y pixoy. En cuanto a materiales para interior o zonas más protegidas del sol y la lluvia, se proponen maderas duras que se puedan mantener en buen estado sin un elevado costo de mantenimiento, como son el tzalam, la teca y el cumarú, estas son de igual manera, una excelente opción para proponer en esta región, ya que le da toques frescos y acogedores a la arquitectura.


En cuanto al leguaje formal  y en adición a todo lo anteriormente mencionado, se busca la proyección de techos altos con el fin de que el calor suba y que no se mantenga en las áreas habitables, saliendo por ventanas en posiciones estratégicas para agilizar el cruce y la circulación del viento, y de esta manera no promover el uso permanente de aires acondicionados, aprovechando al máximo el conocimiento climático de la región, y generando junto a todas las demás características mencionadas, una arquitectura con personalidad y esencia yucateca.


Por último quisiéramos mencionar la importancia que tienen los interiores en conjunto con el edificio, estos son pieza clave para reforzar el carácter del mismo, ya que la arquitectura no es únicamente crear edificios que hablen el mismo lenguaje que su contexto y su región, sino que busca generar espacios en donde el interior esté completamente ligado con el exterior, ya que la finalidad es crear emociones al entrar a un edificio por medio de texturas, materiales y colores que generen una sensación de satisfacción, creando conexiones espaciales y físicas entre el usuario y el edificio.

 

 

Segundo Piso

Arquitectura e Interiorismo